sábado, julio 16, 2011

AUTORES Y COMPOSITORES (Y II)

| |
0 comentarios
Paco Lola.- Alma máter del grupo Albahaca, ya me referí a él cuando hablé de este grupo



Manuel Garrido.- Autor de, entre otras muchas, la sevillana más universal: El adiós, que inmortalizó Amigos de Gines. Es carta de presentación más que suficiente.

Manuel García.- La otra pata de la sevillana del adiós la representa este músico, que al igual que el anterior está suficientemente presentado con esto.

Manuel Melado.- Hombre sobradamente conocido en Sevilla por sus muchas ocupaciones, ya que cuando no te corta el pelo, te canta un gol, o te compone una saeta o una sevillana. De entre sus muchas composiciones, probablemente Quiero cruzar la bahía es su obra maestra




Padre Quevedo.- El padre Quevedo es un autor de sevillanas muy conocido, porque ha dejado honda huella por sus sentidas letras, siendo probablemente la más reconocida Tiempo detente que interpretaron Los Romeros de la Puebla en su disco monográfico “Rocío”. Por otra parte ha sido pregonero en innumerables actos.



Los Hermanos Bizcocho.- Los Hermanos Martínez Bizcocho, más conocidos para abreviar por Hermanos Bizcocho, son también cigarreros, y habituales también en la discográfia de muchos intérpretes y como no podía ser menos también en la de sus vecinos Los Romeros.


Paco Alba.- Ya me referí a este autor-compositor bollullero cuando hablé sobre Los de la O. Sus sevillanas más conocida son Así es Triana y El tío del tambor.

Paco Coria.- Francisco González, más conocido entre los aficionados como Paco Coria, ha sido compañero inseparable de Los Romeros en su última étapa. Prolífico autor además de productor, creo que su sevillana más exitosa es La medalla.



La saga Pareja Obregón.- Son sin duda un caso extraordinario. La saga se inicia con Manuel (Se amaron dos caballos, La historia de una amapola), Juan de Dios (De aquellos tiempos, La choza del planeta), y Celso, y se continúa con Arturo y Joaquín. Todos ellos en mayor o menos medida han contribuido al engrandecimiento de nuestro arte, y es por ello que sin hacer distingo entre unos y otros los traigo aquí en bloque.



Intérpretes.- Algunos intérpretes de sevillanas compusieron y/o escribieron buena parte de sus sevillanas, aunque son más conocidos lógicamente por su faceta cantante. Entre los más destacados están Rafael del Estad, Manuel Orta, El Pali, Diego de los Reyes, Manuel(Requiebros), Manuel Jurado (Los del Guadalquivir) y Manuel Calzado, que junto con Pepe Rodríguez yJorge Fernando (Paco Jiménez), dieron una nueva dimensión a las sevillanas en No-madeja-do.

Juan Pablo Pérez.- Este alcalaíno (del Río), de profesión abogado, ha escrito numerosas letras que se encuentran presentes en la discografía de Los Romeros y otros muchos grupos, desde Los de la Trocha a Brumas.



Aurelio Verde.- Todas las sevillanas del disco de 1.972 de Los Romeros de la Puebla llevan sus letras. Desde entonces ha tenido una presencia constante tanto en este grupo como en muchos otros. La mítica  Solano de las marismas es de su autoría. Si quieren conocerlo mejor, aquí les dejo un enlace a su página webhttp://aurelioverde.es/



LOS CIGARREROS.- No, no es el nombre de un conjunto de autores y compositores. Pero quiero aquí englobar a algunos de ellos además de los muchos que ya llevo nombrados, para demostrar que La Puebla del Río es el pueblo que más ha aportado a la sevillana moderna, mucho más allá de que probablemente ya lo era sólo con la presencia del grupo insigne entre los insignes. José Palma, Angel Peralta, Manuel Maireles, Paco Serrano, Miguel y José Francisco Angulo, Guillermo Calado, Ismael Aguilera, Miguel Mayo, Los hermanos Moya, Manuel Japón …Y siguen saliendo.

Como ustedes pueden ver son muchos lo que llevo nombrados entre la primera parte y ésta de este escrito, y afortunadamente no cesan de aparecer nuevos valores. Los que relaciono a continuación no son ni más ni menos importantes que los ya relacionados, simplemente es que desconozco casi todo sobre ellos, aunque me encanten sus sevillanas.

Alonso Pavón, Miguel Zarza, Pablo Cesar Oños, Antonio Pérez Hidalgo, José Ant. Sánchez de Paco, José Carlos Seco, Eduardo Fernando Jurado, Carlos Quintero, Antonio Bejarano,  Guillermo Calado, José Francisco “Estenazas”, Roberto Picón, Pepe Franco, Alonso Pernía, Ufano, Vizcaíno, Daniel Pineda Novo, Tejero, Márquez Vázquez, Diego Ibáñez, Oliva, José Hilario, Juan Gómez…

Son muchos más de lo que vd. creía ¿verdad? Pues hágase cuenta de que la gran mayoría de éstos son bastante antiguos ya, y no he repasado la nueva hornada de autores y compositores.

¿Alguien puede creerse que las sevillanas van a morirse con tanta demostración de arte y poderío? Yo desde luego, no.

Termino aquí con los que hacen posibles las sevillanas además de los intérpretes, autores y compositores. Todavía hay más gente en torno a esto; guitarristas por ejemplo, pero aquí ya si que me pierdo bastante y salvo algunos muy célebres como Paco Cepero, Félix de Utrera o Enrique de Melchor, no conozco a la gran mayoría, aunque me deleite con el sonido que producen.
Leer más...

miércoles, julio 13, 2011

AUTORES Y COMPOSITORES (I)

| |
3 comentarios
Sin duda se trata de los grandes tapados de las sevillanas. El oropel de los escenarios, las bonitas voces de los intérpretes, la atractiva música que embelesa nuestros sentidos…todo esto es lo que el aficionado a las sevillanas ve, oye y siente; pero todo esto sería imposible si no fuera porque hombres por lo general desconocidos del gran público desarrollan su natural ingenio para escribir y/o componer las sevillanas que en la próxima primavera verán la luz. Son los padres de esas sevillanas, y seguramente se sentirán muy realizados oyendo a sus hijas bellamente interpretadas, pero probablemente en el fondo les falte la realización que da el reconocimiento de su espléndida labor.

¿Qué es más difícil, componer música o crear versos? Bueno, a mí me parece infinitamente más difícil componer música, pero supongo que esto irá en consonancia con las cualidades innatas de cada uno, y es por ello que voy a considerar igualmente difícil ambas cosas, y voy por ello a mezclar a autores y compositores

No es que yo sea en absoluto un buen conocedor de autores y compositores. En realidad me ocurre como a la mayoría de los aficionados, y es por ello que esta semblanza que voy a hacer a continuación estará, además de incompleta, escasa de información. Pero aun siendo consciente de esto, he considerado oportuno rendir homenaje a estos tapados del mundo de las sevillanas. Vayamos pues a ello.

José Manuel Moya.- Sin duda hay que empezar por el más grande. Éste no necesita presentación ya que todo el mundo sabe que es el compositor más prolífico de este mundillo. Sus composiciones no solamente han posibilitado el continuado éxito durante 45 años de Los Romeros de la Puebla, sino que además se encuentran presentes en la discografía de prácticamente todos los intérpretes. Si Los Romeros tienen un Guinnes, no me cabe la menor duda de que Moya debería de tenerlo también.



Juan Díaz.- La otra guitarra de Los Romeros, aunque menos conocido en su labor de compositor que Moya, es también un musicólogo notable, y sus obras pueden igualmente verse con profusión en la discografía de Los Romeros y de muchos otros intérpretes.



Paulino González.- Paulino es uno de los autores más prolíficos. Dedicado a la docencia, fue también escritor y poeta, y se dedicó también con profusión a la creación de letras de sevillanas, y son muchas sus letras en la discografía de muchos intérpretes, aunque colaboró especialmente con Los Romeros de la Puebla. Le deseamos un eterno descanso en paz, puesto que ha fallecido recientemente.



Martín Vega Sanz.- Nacido en la Puebla del Río, Martín fue el primer autor de Los Romeros de la Puebla, y sin duda puede considerarse pilar indispensable en el arranque y éxito de este grupo. Era maestro (profesor de E.G.B. les llaman ahora), pero tuvo un arte innato para escribir sevillanas. Considerado por muchos el padre de las sevillanas modernas, no llegó a tener en vida el reconocimiento que sin duda merece. Falleció el pasado 2.010, por lo que igualmente le deseamos un eterno descanso en paz.







Pascual González.- Pascual es sobradamente conocido por todos los aficionados e incluso por los no aficionados, por lo que hay poco que decir sobre él. Al albur de sus composiciones, Cantores de Híspalis formó la mayor revolución que se ha conocido en el mundo de las sevillanas. Rapsoda singular, muchos sevillanos consideran que debería de haber sido ya premiado con el nombramiento de pregonero de nuestra Semana Santa, cosa que sin duda él desea y que se le resiste extraordinariamente, esperemos que por poco tiempo



Miguel Moyares.- También muy conocido del gran público, sobre sus composiciones se cimentó y sigue haciéndolo el gran éxito de Ecos del Rocío. Poco más se puede decir cuando se trata de un grupo como ya sabemos líder de ventas.




Carlos y Luis Baras.- Fueron fundadores de Amigos de Gines, y sus composiciones sirvieron para hacer tremendamente popular al grupo, si bien lo abandonaron pronto por motivos personales, aunque han continuando dedicados a la composición.



José Miguel Muñoz Alcón (Evora).- Ya me referí a él cuando hablé de Salmarina. En general es también conocido de los aficionados a las sevillanas, quizás en parte por ser hermano de Paco de Lucía. Su producción es muy numerosa y de incuestionable calidad.




Manuel Marvizón.- No confundir con el hombre del tiempo, Julio, que a la sazón es su hermano. Marvizón es un compositor polifacético que ha dejado importantes cosas en las sevillanas.

Félix Perejón.- Hombre tremendamente prolífico, su nombre puede verse asociado a multitud de sevillanas.

Joaquín Sánchez Morales.- Otro cigarrero. La Puebla del Río es sin duda la mejor cantera del mundo de las sevillanas en todas sus facetas. También tremendamente prolífico, su obra es extensa y de reconocida calidad.

Juan Antonio Hurtado y Alfredo Santiago.- Fueron junto con los hermanos Baras los creadores del grupo Amigos de Gines, y su amplia labor en el mundo de la composición puede verse reflejada también en multitud de sevillanas que llevan su firma, por lo general por separado, aunque yo los traiga aquí juntos por su condición de creadores del grupo ginense.

Antonio Rodríguez Ferrera.- Antonio es un excelente compositor al que ya me referí cuando hablé de Gloria Bendita, en mi escrito titulado La mejor sevillana de la historia. Yo soy del sur es el exitazo que le sirvió para ser muy conocido entre los aficionados, pero su producción es amplia y va mucho más allá de esta conocidísima sevillana.


(Fotos de Antonio Rguez. Ferrera con motivo del pregón año 2.000 Hermandad del Rocio de Sevilla)


Feliciano Pérez Vera.- Otro prolífico autor y compositor.

Francisco de Juan.- Autor de numerosas sevillanas, es conocido sobre todo por su autoría de la letra de Yo soy del sur, pero su nombre puede verse en multitud de discos de Los Romeros de la Puebla, ya que ha sido autor habitual de ellos así como de otros grupos.

Hay más, pero dejo el resto para la próxima entrega.
Leer más...

martes, julio 05, 2011

SE PERDIERON TANTAS COSAS (VII)

| |
0 comentarios
LA MITAD DEL CUARTO Y EL CUARTO Y MITAD.- Era usual en las tiendas de ultramarinos escuchar a las mujeres decirle al dependiente, “ponme la mitad del cuarto de ese chorizo, y me pones cuarto y mitad de mortadela”.

No hay mucho que explicar, pero por si todavía alguien no lo pilla, la mitad del cuarto eran 125 gramos, mientras que cuarto y mitad eran 375 gramos.


En una báscula tal cual ésta que aquí les pongo pesaban algo tan afinado como  125 y 375 gramos. Ni que decir tiene que bien podía faltar o sobrar, aunque creo que la mayoría de tenderos echaban algo de más para evitar que las malas lenguas fueran diciendo que robaban en el peso.

Eran tiempos en los que había que hilar mucho con el dinerillo que se llevaba para la compra diaria, y la diferencia entre mitad de cuarto más o menos podía significar no llegar para comprar otra cosa.

LAS SOBAS.- Escribo soba en internet, y resulta que dice que es un pueblo de Cantabria o una palabra japonesa que designa al trigo sarraceno. Claro que si hoy en día un padre o una madre no ya le dieran, sino simplemente amenazaran a un niño con darle una soba, podría encontrarse con una denuncia del tierno infante que lo llevara a la cárcel.

Por mi parte recuerdo con gran agrado esta frase, ya que en mi casa, que eran más de amenazar que de dar, a los chiquillos nos hacía mucha gracia cada vez que decían “te voy a dar una soba que te vas a enterar”.

LAS CÓMODAS. Era uno de aquellos muebles que solía haber en casi todas las casas, ya que su utilidad era grande por sus muchos cajones para guardar cosas. No confundir con las peinadoras, que eran piezas de dormitorio.


Lo mejor de estas cómodas es que solían ser auténticas obras de arte de buena madera. La aparición de los pisos y su aportación de mayor espacio a las familias dio al traste con ellas, y lo único que los mueblistas comenzaron a fabricar fueron malas imitaciones que denominaron xifonier.

Incluso se perdió una pequeña broma de aquellos tiempos basada en un fácil juego de palabras… ¿Qué es más cómoda, una cama o una cómoda?

LOS CATRES.- Los catres cumplían en aquella época la función que hoy en día cumplen las camas plegables: poder disponer de una cama para dormir de noche que pudiera ser recogida de día sin ocupar espacio. El catre era una cama por lo general de madera, sin cabecero ni pie y con unas patas de las llamadas de tijera, que de día podía ponerse de canto contra la pared con facilidad. En los años 60 comenzaron a ser sustituido por los llamado muebles-cama, que consistían en un somier plegable con colchón de esponja que de noche al abrirse se convertía en cama con cabecero y de día al cerrarse en un mueble pequeño siendo el cabecero de la cama la tapa del mueble. Se completaba con un faldón que rodeaba el mueble una vez cerrado para evitar que se viera que se trataba de una cama.

LOS COLCHONES DE BORRA.- Que las tareas denominadas del hogar eran mucho más duras antes que ahora, lo demuestra plenamente este escrito que traigo a colación. En tiempos en que nuestra mayor preocupación para hacernos con un colchón es si es de muelles o no, si tiene para el frío y para el calor o si lleva viscolástica (por cierto, se perdieron los bizcos, ya hablaré más adelante de ello), nadie se acuerda, y no hace tanto tiempo, de que cada mañana la mujer de la casa tenía que “pelearse” con los colchones de borra de las camas de su casa.


Estoy seguro de que muchos se preguntarán qué era la borra. Bueno, en realidad yo ignoro de dónde salía; pero ser, era como una especie de lana, pero de mala calidad, muy basta. Para que se hagan una idea es como si a una oveja que tuviera una lana fea se la fueran arrancando a pellizcos y la metieran dentro del colchón.


Ni que decir tiene que dormir en estos colchones era hundirse constantemente en los huecos que con el propio movimiento del cuerpo se producían, y ni que decir tiene que para enderezar el colchón y los huecos dejado durante la noche las mujeres tenían cada mañana que darle una importante soba al colchón. Por cierto, ya he dejado constancia más arriba de lo que era una soba.
Leer más...

Custom content